RESEÑA | Sin Ventura.

El cine experimental es por origen un recurso complejo, el montaje y lo que este cuenta a través de las metáforas visuales y todos los elementos visuales que lo acompañan es algo muy subjetivo; por lo que llegar a entender en su totalidad una de estas obras es algo que únicamente los creativos detrás del proyecto pueden lograr. Son ellos los que conceptualizan todo y tienen en su mente el significado de cada uno de los elementos que vemos en pantalla, su sentido narrativo y su mensaje.

Sin Ventura es un largometraje dirigido por Fabio González en donde a través del uso del cine experimental se nos narrará una historia que lentamente va evolucionando, con temas que van desde el confinamiento, sentirse aislado y encerrado hasta, los fantasmas que permanecen.

Se trata de una cinta experimental y melancólica en la que verdaderamente cuesta seguirle el hilo. Claramente existe una interpretación a todo lo que se ve en pantalla pero son pocos los elementos que se dan para poder llegar a interpretarse en una primera lectura. Quizá con un análisis más riguroso se pueda llegar a entender más a fondo lo que los creativos buscan decir con todos los elementos en pantalla. Hay un mensaje claro que es el más entendible y el que mas coherencia lineal tiene y nos habla de aquellas personas que permanecen aunque no estén en el mismo plano terrenal que nosotros lo cual es, en esencia, la premisa principal de la cinta.

Es un experimento interesante que toma los elementos de un tema tratado convencional situado en un tipo de cine poco convencional, que aunque es difícil de comprender, es interesante de analizar.

AGREGAR COMENTARIO

NEWSLETTER

ESCUCHA NUESTRO PODCAST